domingo, 14 de octubre de 2007

Inglaterra es el primer finalista del Mundial de Rugby

Tras perder con Sudáfrica 36-0, la selección de Inglaterra fue el blanco de todas las críticas. Hoy, tan solo unas semanas después, el panorama es completamente diferente. Los ingleses vencieron ayer 14-9 a Francia y se convirtieron en los primeros finalistas del Mundial de Rugby. Ahora esperan al ganador del partido entre Argentina y Sudáfrica deseosos de defender el título de campeón mundial que obtuvieron en Australia.
El partido de ayer fue una batalla en la que ninguno quería arriesgar demasiado. Inglaterra golpeó primero al marcar un try por intermedio de Lewsey, aprovechando un error de Damien Traille, el fullback francés. Como Wilkinson no pudo anotar la conversión, el marcador quedó 5-0 para los ingleses. Francia no se desesperó y salió al ataque. Con dos penales de Beauxis, a los 7 y 18 minutos, logró ponerse en ventaja 6-5. Les Bleus continuaron con la iniciativa, pero no pudieron vulnerar la férrea defensa inglesa.
En el segundo tiempo el planteo de juego no varió demasiado. A los 43 minutos, Beauxis anotó otro penal para poner a Francia 9-5. Enseguida, Wilkinson anotó su primer penal de la noche. Inglaterra estaba nuevamente abajo por un punto. A partir de ese momento se vio lo mejor del partido. Los franceses demostraron su habilidad en el juego de manos. Clerc estuvo a punto de llegar al in-goal ingles, pero fue frenado milagrosamente por un tacke bajo que lo desestabilizó. La imprecisión de Michalak, quien había ingresado en reemplazo de Beauxis, hizo que muchos ataques de Les Bleus no prosperaran. Para contrarrestar la ofensiva francesa, Jason Robinson, fullback ingles, cargó al equipo sobre sus hombros. En repetidas ocasiones vulneró la línea defensiva francesa con destreza y velocidad. En una de estas incursiones le cometieron un penal; Wilkinson tenía en su pie la chance de adelantar a Inglaterra. Y no la desaprovechó. Inglaterra ganaba 11-9.
La desazón del público francés que colmaba el estadio se hizo latente. Faltando 6 minutos, su selección perdía por dos puntos. La misma desazón se veía en el rostro del entrenador Bernard Laporte. Eran 6 minutos que resumían cuatro años de esfuerzos y sueños. Les Bleus trataron de marcar un try o un drop. No pudieron, porque los ingleses los frenaron sin cometerle penales, a fuerza de tacke y organización defensiva. Pero aún faltaba el broche de oro del encuentro; los forwards ingleses generaron espacios y le cedieron la pelota a Jonny Wilkinson para que convirtiera un drop magistral. 14-9 a favor de Inglaterra, partido cerrado.

4 comentarios:

fernando dijo...

Inglaterra ha dado la talla en los momentos decisivos. Y esta noche, Sudáfrica-Argentina. Animo Pumas!!!

un abrazo.

tennisjournalist dijo...

Desafortunadamente, Los Pumas no pudieron con los Springboks. Pero esta derrota no opaca la excelente actuación que tuvieron en el Mundial.Todavía les queda un partido, y darán todo para retirarse victoriosos.

Murdock dijo...

Lo de los Pumas es histórico, enfrente había un rival muy jodido, sin embargo por momentos creí en que se le podía ganar.

Lo de Inglaterra me parece muy grosso por el hecho de que todos lo daban como derrotados luego de la estrepitosa derrota contra Sudáfrica. Además, contra Australia no lo dieron como favoritos y terminaron ganando.

En el partido contra Francia, alenté por los ingleses y creo que voy a hacer lo mismo en la final, se sobrepusieron a las adversidades y además tienen al gran Jonny Wilkinson.

Anónimo dijo...

Un nuevo Mundial de Rugby y Mati no está para verlo. Quizás lo está siguiendo desde alguna nube.
La mamá