viernes, 12 de octubre de 2007

Doris Lessing obtuvo el Premio Nobel de Literatura 2007

La Academia sueca decidió otorgarle el Premio Nobel de Literatura 2007 a la escritora británica Doris Lessing, uno de los máximos íconos del feminismo en el siglo XX.
Lessing nació el 22 de octubre de 1919 en Kermanshah, Persia (actualmente Bajtarán, Irán). A los pocos años se mudó con su familia a Rodesia del Sur (actualmente Zimbabwe). Allí comenzó a militar en el Partido Laborista luchando contra el racismo. Luego de un tiempo, decidió irse a vivir a Londres, donde militó en el Partido Comunista, al que abandonó por no compartir la visión estalinista. En Londres participó activamente en campañas contra el uso de las armas nucleares y el racismo.
La obra cumbre de Lessing es El cuaderno dorado (1962), catalogada por la Academia Sueca como una "obra pionera para el naciente movimiento feminista y perteneciente al puñado de libros que han marcado la manera de ver las relaciones entre hombres y mujeres en el siglo XX." El cuaderno dorado es una novela narrada en primera persona en el que la protagonista, Ana Wulf, reflexiona sobre la política, el Partido Comunista, el final de un amor y sus emociones más íntimas. Desde su publicación fue tomada como ícono por el movimiento feminista que emergía en la convulsionada década del ´60. Incluso fue comparada con El segundo sexo (1949), de Simone de Beauvoir.
Horace Engdahl, secretario permanente de la Academia sueca, sostuvo que la obra de Lessing "ha abierto una nueva área de experiencia que previamente no estaba muy aceptada en la literatura. Esto tiene que ver, por ejemplo, con la sexualidad femenina."

2 comentarios:

Santiago dijo...

interesante el blog... saludos

ANA DE LA ROBLA dijo...

La verdad es que no deja de ser fastidioso ese cliché continuo de la literatura femenina -algo que empieza a ser literhartura. Mientras se sigan mencionando esas historias seguiremos en el mismo pozo. Y el feminismo que todo lo contamina... ¿Hasta cuándo, Catilina...?
Es de esperar que a lessing le hayan dado el premio por su buena literatura y no por esas mandangas.
Besos y salud.