domingo, 11 de noviembre de 2007

La persistencia de la memoria

En 1931, Salvador Dalí pintó La persistencia de la memoria, un óleo sobre lienzo de 24x33 cm. La obra se convirtió en un símbolo imborrable del surrealismo.



"Hay tantas realidades como observadores. Las visiones del mundo se chocan, se entrelazan y siguen su camino. De a poco, comprendemos que las posibilidades son infinitas. No reconocen frenos ni limitaciones. Esta idea nos conmueve. Sentimos la insignificancia del ser humano, el peso del universo recae sobre nuestros doloridos hombros. Tratamos de despertarnos, pero no estamos soñando."
Hace muchos años, John Baklyn decía estas palabras. Dos horas después se quitó la vida.

3 comentarios:

Marian dijo...

Jhon estaba efectivamente apabullado con "las posibilidades infinitas". Hasta parece una frase de alguien que mira a la vida positivamente, infinitas posibilidades, no hay frenos. Efectivamente, fue mucho para el.
Amo Dali...loco lindo (bah, loco de atar, pero tomado como excentrico nomas...)

fernando dijo...

Este cuadro siempre te hace reflexionar, pensar, quedarte intrigado. El tiempo, la memoria, son tan importantes ...


un abrazo.

Estrella dijo...

El tema del tiempo, quízás uno de los prefridos de todos los artistas, o de todos los humanos.