sábado, 3 de noviembre de 2007

Guernica


Enero de 1937. El gobierno español encarga al reconocido pintor Pablo Picasso la realización de una obra para la Exposición Internacional de Artes y Técnicas, que se realizaría en París a mediados de 1937.
26 de abril de 1937. Los aviones de la Luftwaffe (Fuerza Aérea alemana), aliados de Francisco Franco Bahamonde, bombardean la ciudad de Guernica, que hasta ese momento se encontraba bajo control de los republicanos. El ataque es devastador. La mayor parte de la histórica ciudad del País Vasco quedó reducida a escombros. Las bombas provocaron incendios que pudieron ser apagados recién al día siguiente. Miles de civiles murieron o fueron heridos de gravedad.
28 de abril de 1937. Las tropas franquistas capturan la ciudad de Guernica. Acusan a los republicanos de haber destruido la ciudad, negando así toda responsabilidad.
1 de mayo de 1937. Conmovido por el bombardeo de Guernica, Pablo Picasso comienza a trabajar en un cuadro que refleje la tragedia. El artista manifiesta en forma clara su oposición al fascismo y su apoyo al gobierno republicano.
12 de julio de 1937. El Guernica se expone por primera vez ante los ojos del mundo. Instantáneamente, se convierte en un paradigma del horror de la guerra. Desde ese momento es elegido como símbolo por los movimientos pacifistas.
10 de septiembre de 1981. El Guernica llega a España proveniente del Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York. La obra se aloja en el Casón del Buen Retiro, perteneciente al Museo del Prado. De esta manera se cumple el deseo de Picasso.
26 de julio de 1992. El Guernica es trasladado al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, creado en 1990. Allí se exhibe en la actualidad.

5 comentarios:

fernando dijo...

Lo he visto en persona y resulta magnífico. Te conmueve, llega al corazón y te deja sin palabras. Uno de los mejores cuadros de la historia de la pintura.

un abrazo.

Diego F. dijo...

Coincido con el comentario anterior, no lo vi en persona pero es de los pocos cuadros que me transmiten algo profundo.

Saludos

Instintivamente dijo...

Es buenísima esta obra. Un besote!!

tennisjournalist dijo...

Lo he visto personalmente hace algunos años. El impacto que provoca es enorme. Uno se siente inmediatamente cautivado por la potencia de la obra, como si estuviera experimentando el sufrimiento de la gente de Guernica.
Saludos a todos. Gracias por comentar.

Mauro dijo...

coincido con fernando y tennisjournalist, verlo "en vivo" es impresionante, como cualquier obra de arte