martes, 11 de septiembre de 2007

Ganaron los favoritos

La lógica prevaleció en una nueva jornada del Mundial de Rugby. Los favoritos consiguieron la victoria, aunque algunos dejaron un sabor amargo y deberán mejorar mucho si desean continuar en la competición.
Sudáfrica venció a Samoa 59-7. Los Springboks demostraron su amplia superioridad. Haciendo gala de su organización defensiva y de su temple, no se dejaron intimidar por el juego brusco de los samoanos. El primer tiempo fue equilibrado, pero en el segundo los sudafricanos fueron una tromba.
Gales decepcionó en su presentación ante la débil selección de Canadá. En la primera parte, los galeses se mostraron desconcentrados y cometieron errores infantiles. Los canadienses no desaprovecharon la oportunidad; en dos ocasiones llegaron al ingoal rival, poniendo el marcador 12-9. En el comienzo de la segunda parte, Canadá anotó otro try. Este golpe despertó a los dragones, que a partir de ese momento marcaron cinco tries. El marcador final fue 42-17 para Gales.
La actuación de Irlanda también fue decepcionante. En la previa, todo indicaba que debía superar a Namibia, un equipo de tercer orden, por un amplio margen. Pero el partido no fue nada fácil. Los irlandeses estuvieron irreconocibles. Fallaron en el line, defendieron mal, mostraron muchos errores de manejo; una suma de imprecisiones extrañas en este nivel. En el segundo tiempo, Namibia anotó dos tries, dejando las cosas 27-17, sólo diez puntos de ventaja para Irlanda. Faltando cinco minutos, los irlandeses lograron anotar su cuarto try, muy importante ya que le otorga el punto bonus. Las imágenes de la televisión demostraron que este try no debió haber sido convalidado. Jerry Flannery, el atacante irlandés, no había apoyado el balón en el ingoal de Namibia.
El partido finalizó 32-17 a favor de Irlanda.
Escocia cumplió con su obligación. Sin luchar demasiado, derrotó 56-10 a Portugal, debutante en una Copa Mundial. Los escoceses anotaron ocho tries, cuatro en cada tiempo. Desde el inicio del encuentro, se notaba que la diferencia entre ambas selecciones era enorme. No obstante, hay que destacar la garra y la entrega de los jugadores potugueses. Lucharon cada pelota como si fuera la última, tacklearon todo lo que tenían por delante, jugaron con honor y corazón.

3 comentarios:

fernando dijo...

Me gustaría una final: Inglaterra-Argentina. Si bien lo veo complicado ya que Australia y Nueva Zelanda son dos grandes equipos.

un abrazo

Sebastian dijo...

Hola como estas? Soy Sebastian de Rugby Show. Primero gracias por apsarte y dejar tu comentario por mi blog.
Muy atractiva tu pagina, que además abarca muchos temas. Agregue tu link en mi blog. Si queres agrega el mio en el tuyo.
Nos mantenemos en contacto y para lo que presices no dudes en pedirlo.
saludos

tennisjournalist dijo...

Fernando: a mi también me gustaría una final entre Inglaterra y Argentina por todo lo que este duelo conlleva. Pero me parece que pertenece al mundo de la ilusión. Será muy difícil que se concrete.
Sebastián: muchas gracias por pasar y por tu ofrecimiento. Lo tendré muy en cuenta.
Ya te agregué a mis links. Voy a visitarte seguido.
Saludos.